lunes, 13 de febrero de 2017

Cómo trabajar desde casa

Horario laboral/ tiempo en casa


Buenos días chicos y chicas:

El caso de no tengo tiempo


El otro día escuchaba una charla de TED sobre cómo usamos el tiempo. Era la historia de una mujer que trabaja a jornada completa, con marido, hijos, y que repartía su tiempo entre trabajo, atender la casa, atender la pareja y atender a los hijos (ojo, atender la pareja, la casa y los hijos con su pareja, no ella sólo, dónde va a parar).

El caso es que vivía sin tiempo para hacer cosas, con un horario muy estricto para atender todo lo que hemos marcado arriba.

Va y se le rompe el calentador de agua, en una de estas casas americanas con sótano, y claro, se le inundó. Pasó la semana entre arreglar la caldera, llamar al fontanero, comprar una caldera nueva, sacar el agua y limpiar. En resumen, 7 horas.

En vez de jorobarse y seguir adelante hizo una reflexión "he podido sacar 7 horas para hacer esta gestión, por tanto este tiempo existe y puedo usarlo". Se dio cuenta de que realmente tenía tiempo. Tiempo tenemos, todos, la cosa está en como lo usamos: mirar el móvil, miras tonterías en el pc, mirar la tele... etc. No aprovechamos ese tiempo, lo damos por perdido.

Sigo con su reflexión. Ella decía que cuando iba trabajar en transporte público, se llevaba libros al trabajo, a lo largo de un año leyó muchas cosas, al punto de que se iba los sábados a la biblioteca local a coger libros (plural) para la semana, viaje de ida y vuelta. Estaba aprovechando 20 o 30 (o más) minutos muertos que tenía para hacer cosas para sí. Había ganado tiempo.

El tiempo pasa y no vuelve
El tiempo pasa y no vuelve

Una propuesta


Muchos tenemos jornadas laborales raras, están las de hostelería (más menos, de 12 a 16:30 y de 20 a 24, hay muchas más variables), en obra (de 8 a 18), oficinas (8 a 16/ 9 a 14 y 16 a 19), etc. La pregunta es, qué tiempo te queda libre. Por caso, tienes libre de 14 a 16, además de comer, qué puedes hacer, eso dependerá de donde estés, pero puedes estudiar (UNED, aprendizajes autodidáctas), escribir un blog, montar un emprendimiento.

Luego queda cómo lo combines con tus labores de casa (hacer la comida, limpiar, pasear a los perros y dedicarles tiempo/ atender a tus hijos/pareja), pero siempre quedan tiempos.

La conclusión


La conclusión a la que llegaba esta mujer es que no tenemos prioridades y no sabemos qué hacer con esos valiosos momentos libres que tenemos al día. Nos movemos por inercia yendo de una dirección a otra, de una tarea a otra.

La pregunta sería, ¿que harías tú con 7 horas libres por semana? Mi respuesta es la siguiente: continuar desarrollando mis blogs de contenido, mi página de empresa, mis estudios doctorales. Como estoy haciendo ahora mismo.

La pista: establecer prioridades y aprovechar el tiempo, tanto aquellos en que dormimos como aquellos en que estamos despiertos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario