martes, 27 de diciembre de 2016

Malas noticias para los emprendedores

Lastres de 2016 para emprendedores


Buenos días chicas y chicos:

Lo que nos deja 2016 a los emprendedores y lo que esperamos de 2017


Formación


Como a cualquiera, no me gusta dar malas noticias, pero la información es una fuente de valor en sí misma. Si estos últimos meses hemos dado buenas informaciones en materia de emprendimiento, hoy nos toca hablar de lo que 2016 no ha podido hacer por los emprendedores.

37% de los emprendedores sólo cuentan con el certificado de escolaridad, frente a las medias europeas (Francia, Alemania y Reino Unido), 41% de los emprendedores tienen formación superior, pero en las locomotoras de Europa el porcentaje es algo mayor. Planteado de otra manera, el 74% de los directivos profesionales tienen estudios superiores, mientras que los autónomos el 24.8% (tampoco creo que sea un problema, quiero decir, hay profesiones que no cuentan con formación, como carpitería, y hay muchos carpinteros en España).
La titulación también es mayor en empresas de más de 50 empleados, frente a las pequeñas empresas de menos de 10. En el primer caso, el 80% cuenta con formación superior, mientras que el 29% la tiene en el segundo.

Esto no tiene por qué ser un problema, pero en un mundo que gira en torno a la tecnología, el crecimiento de los emprendimientos depende de esa formación. (y como habéis visto aquí, los emprendimientos que solemos comentar están relacionados con la tecnología y la innovación).

Nivel de estudios de los emprendedores europeos
Nivel de estudios de los emprendedores europeos


Emprendimiento


Junto al problema de la formación, se plantea otro, la escasez de emprendedores, pero claro, olvida mencionar que el modelo económico-social en España busca un empleo para toda la vida sin riesgos, dicho lo cual:

Según el Foro Económico Mundial, España está en el puesto 22 de 28 en emprendedores que crean nuevo empleo y en el puesto 26 en intraemprendimiento (emprendedores que crean empleo dentro de sus empresas).

Falta innovación dentro de las empresas españolas (una dinámica que genera empleo). El GEM (Observatorio Global de la Actividad Emprendedora) confirma que cada aumento del 2.5% en la tasa intraempredendora de un país aumenta la competitividad en 1%.

Desde el Foro Económico Mundial nos quieren vender la moto de que se trata de un problema cultural, lo que no se menciona es que se emprende por necesidad en la mayoría de los casos, porque no te contratan en otro sitio (como Alibaba), porque, y esta es una ley de la Historia, uno sólo se mueve por necesidad, es el motor humano. Es cierto que existen emprendedores salidos de empresas o con buenos empleos (Joan Boluda, AquaReturn), pero lo cierto es que la media de emprendedores lo hace por necesidad.

Una propuesta

Se llega a una conclusión sobre la dignificación del trabajo del emprendedor:

  • Invertir en I+D, 
  • Crear una formación específica

Se trata de elegir otro modelo de Estado. España financia a sus empresas (grandes corporaciones, cosas de los Estados liberales de las que puedo hablaros en mi podcast de Historia), pero esa inversión se debería hacer obligatoria a la innovación si es cierto que genera empleo.

La formación colea. La universidad prepara buenos técnicos pero malos profesionales. Como su reforma es un engorro, se puede plantear una alternativa mejor, prácticas profesionales obligatorias dentro del marco de Bolonia, pero dignas para los estudiantes:

  • Desplazamiento
  • Una pequeña remuneración económica
  • Seguridad Social
Sería un elemento dinamizador de la economía.

Continuar la dignificación de la Formación Profesional, que por cierto, está cada día mejor valorada, y crear nuevas carreras (carpintería, albañilería, formación en burocracia: cómo realizar el alta de autónomo, qué impuestos hay, etc.)

Mejorar la situación de los autónomos. El otro día vimos que había mejorado, pero aún queda mucho que hacer, reducir el IRPF, reducir la cuota de la Seguridad Social o poner las mismas bonificaciones que tiene el trabajador por cuenta ajena (paro, baja laboral) con sus mismas condiciones. 

¿Qué opináis?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario